home Publicaciones destacadas, Islas Griegas, Visite Grecia 7 razones para (volver a) visitar Samos

7 razones para (volver a) visitar Samos

Una isla del Egeo polifacética

Samos es uno de esos lugares que uno tiene que visitar más de una vez. He estado en esta hermosa isla del Norte del Egeo en numerosas ocasiones y solo después de cada viaje me doy cuenta de que hay aún más cosas para ver, hacer y descubrir. La razón de esto es simple. Samos es una isla grande y una tierra muy antigua. Hay tantas playas, montañas y bosques que es imposible explorarla toda a fondo; tantos restos de su historia, desde las antiguas ruinas griegas a las tradiciones enológicas, y resulta que cada viaje te hace sentir que tienes que volver. Por lo tanto, estas son las 7 razones que me hacen volver a Samos.

1. La naturaleza inesperada

vouno
Mi razón principal es la naturaleza de la isla. Samos, a diferencia de muchas islas del Egeo, es muy verde. Gracias a su abundancia de manantiales de agua dulce y su suelo fértil, Samos tiene una vegetación densa. Para las personas que disfrutan de la naturaleza, Samos es ideal, ya que hay un montón de cosas que hacer aquí, como maravillosas rutas que le llevarán a través de bosques y cascadas o playas inaccesibles. Hablando de playas…

2. La variedad de playas

lemonakia
Muchas de las islas griegas pueden confirmar que tienen hermosas playas. Samos sin embargo, ofrece algo más: variedad. puede encontrar casi cualquier tipo de playa. Con arena o guijarros, hay muchas playas organizadas y remotas que pueden satisfacer cualquier estado de ánimo o estilo de vida. Aquí puede encontrar más detalles sobre  las 10 mejores playas de Samos.

3. Su rica historia

museumpyth5
Samos es una tierra antigua que se remonta a la edad de la mitología. La isla fue uno de los centros más importantes de la cultura, el comercio y la religión en el mundo antiguo. Pitágoras, Aristarco y Esopo eran de Samos, y uno de los templos más importantes de la antigua Grecia, el de Hera, fue construido aquí. Como resultado, Samos tiene un montón de cosas para visitar y ver. Tiene dos museos arqueológicos, el templo de Hereo mencionado antes y muchos monasterios bizantinos e iglesias. Además de eso, existe también el túnel de Eupalinos, el primer túnel en la historia que fue excavado en ambos extremos mediante el uso de la geometría.

4. El vino estupendo

samoswine2
Cuando se trata de vino, Samos tiene una larga tradición que se remonta al siglo XIV a.C. Sobre todo es famoso por sus vinos de tipo Muscat, aunque la isla ofrece algunos vinos blancos de calidad superior (mi favorito personal es Psiles Korfes), y vinos dulces premiados. Consulte este articulo que escribí para más información.

5. La comida deliciosa

samos-food
¡Y donde hay buen vino es casi seguro que encontrará comida deliciosa! Para mí, la parte más importante de la cocina son los ingredientes, y es aquí donde Samos realmente brilla. Gracias a la rica vegetación de la isla, se garantiza que las verduras y las frutas son de buen gusto y frescas. Además, el aceite de oliva, junto con el vino, es el producto más famoso de Samos, ya que es muy rico y lleno de sabor. Samos ofrece una amplia variedad gastronómica, con platos tanto de marisco como de carne, dependiendo de la ubicación del restaurante.

6. Sus ciudades y pueblos pintorescos

villages
Si va a visitar Samos, considere alquilar un coche o una moto. La isla es grande para los estándares griegos (476 km2) y las ciudades principales como Vathi, Pitagorio y Karlovasi, están lejos una de la otra. Cada ciudad es interesante en su forma personal. Además, debería pasar algún tiempo visitando los pueblos, especialmente los que están en las montañas. El ambiente sereno, las plazas de los pueblos pintorescos y los bellos pequeños cafés y tabernas es una experiencia única e inolvidable.

7. Es muy fácil de acceder
Por último, pero no menos importante, Samos es de fácil acceso. Aparte de los vuelos y ferrys que llegan de Atenas, Pireo y Tesalónica, en el aeropuerto internacional de Samos llegan vuelos directos todos los días de toda Europa, como Ámsterdam, Oslo, Berlín, Milán, etc. No hay nada mejor que subir a un avión en Amsterdam, en una mañana lluviosa, sólo para desembarcar en un día soleado en Samos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *